Reducción Mamaria o Mamoplastía reductiva

Este procedimiento se realiza cuando el tamaño mamario es excesivo para la estatura de la mujer, y consiste en retirar el volumen de tejido glandular y/o grasa en exceso, recolocando los tejidos por medio de colgajos (tejidos movilizados) en su nueva ubicación, para formar una nueva silueta del cono mamario y por lo tanto recolocar en una adecuada ubicación la areola y el pezón.

Existen varias técnicas para esto y se usarán dependiendo de cada caso, Las cicatrices serán periareolares, verticales y frecuentemente se debe agregar una cicatriz horizontal en el surco submamario. Se realiza bajo anestesia general y/o regional, dejando un drenaje en  cada mama, el que se retira a los 2 días o después.

Su hospitalización se mantiene por 2 días en general, dándose de alta a domicilio para seguir un reposo relativo por 3 semanas sin realizar esfuerzos físicos, y con un sostén deportivo para aplicar un compresión moderada y mantener fija las mamas.

Es frecuente que se presenten moretones por 14 días y edema de las mamas el que se mantiene por 2 meses absorbiéndose progresivamente lo que disminuye el volumen mamario en un 20% aproximado.

Los puntos se retiran a los 15 días, En algunos casos existe perdida o disminución de la sensibilidad de areola o pezón y que en la mayoría de los casos se recupera con los meses. Las cicatrices en general son bastante bien desapercibidas, pero  en algunos casos se mantiene anchas o abultadas debiendo realizar no antes de 6 meses una extirpación de estas sea con anestesia local o general.