Lifting de Muslos

Esta operación está indicada cuando el muslo está caído y abultado, molestando al paciente. Es importante recalcar y explicar que luego de esta técnica quirúrgica quedará una cicatriz ubicada el pliegue inguinal, la que en ocasiones puede bajar, dependiendo del tipo de tejido de cada paciente.

Para el lifting de muslos se realiza una incisión en el pliegue inguinal desde donde se retira el exceso de grasa para luego tirar hacia arriba el tejido, extrayendo el excedente. Luego se colocan varias suturas (irreabsorbibles) en el tejido de la pelvis que está fijo al tejido del muslo que se está elevando, para finalizar cerrando la herida con una sutura delicada.

Luego de la operación se debe guardar reposo relativo estricto, sin caminar ni subir escaleras durante unas 3 semanas, ya que se puede abrir la herida por causa del esfuerzo físico.

Los puntos son retirados entre 15 y 21 días.