Dermoabración Mecánica

Es un procedimiento que se usa para exfoliar las capas superficiales de la piel logrando que quede mas tersa, suave y lisa, mejorando notablemente las condiciones propias de una piel maltratada. Este tratamiento no es definitivo, pero permite tener una piel más sana y juvenil por un largo período de tiempo.

El pulimiento se realiza con unas fresas (piedras o escobilla con superficie irregular) que desgastan las capas superficiales de la piel estimulando la regeneración de las nuevas células.

La duración de este procedimiento depende directamente de la superficie que el paciente se necesite tratar, variando entre 15 y 45 minutos.

El post operatorio es un poco molesto, ya que se debe dejar una malla húmeda sobre la zona tratada, la que se impregna con el liquido que exuda la piel resecándose sobre ella y se desprende lentamente al cabo de 10 a 13 días.

El cuidado de este tratamiento consiste en evitar la exposición al sol y colocarse bloqueador solar durante unos cuatro meses junto con una crema humectante en las noches.