BOTOX® o Toxina Botulínica

El BOTOX® es una toxina que tiene por función, paralizar el músculo al que se inyecta, provocando la no contracción de este y como consecuencia no se forman las arrugas o pliegues inestéticos de la piel.

Se coloca de forma ambulatoria en la consulta y el procedimiento dura aproximadamente 15 minutos. el paciente debe permanecer en posición vertical por las siguientes 4 horas para que se fije la toxina en el lugar deseado y no se traslade de lugar.

Su duración es temporal, permaneciendo su efecto por unos 3 o 4 meses en promedio, después de los cuales se puede volver a colocar las veces que el paciente lo desee.

Los lugares más comunes para colocar el botox en la frente, región periorbitaria (alrededor del ojo) y la region glabelar (entre las cejas).